0

MeTro solo requiere un baño de luz ultravioleta para solidificarse sobre una herida.
Ingenieros de Australia y EE.UU. han desarrollado un pegamento quirúrgico altamente elástico y adhesivo, capaz de sellar heridas sin necesidad de grapas o suturas.
biomédicos de la Universidad de Sydney (Australia) y de los Estados Unidos han desarrollado un pegamento quirúrgico altamente elástico y adhesivo, capaz de sellar heridas en un minuto sin necesidad de grapas o suturas. Los resultados se publicaron enScience Translational Medicine.
La alta elasticidad de MeTro —que es como se llama el material— lo convierte en uno ideal para aplicar sobre heridas en tejidos corporales que continuamente se expanden y se relajan, como pulmones, corazones y arterias, que por su funcionamiento natural se arriesgan a ver sus heridas reabiertas constantemente.
El procedimiento. Asimismo, es eficaz en heridas sobre tejidos situados en áreas difíciles de alcanzar y que normalmente requieren grapas o suturas debido a que el líquido corporal circundante dificulta la eficacia de otros selladores.
Tras la aplicación, MeTro termina sellando una abertura en solo 60 segundos una vez que recibe un baño de luz ultravioleta. La sustancia está compuesta con una enzima degradante, regulable para determinar cuánto tiempo deberá durar el sellador, si horas o meses, dependiendo del tiempo adecuado para que la herida se cierre naturalmente. Se trata de un gel que se aplica desde un chisguete, como si se tratara de un ungüento o de un pegamento para manualidades, y ha sellado rápidamente y con éxito incisiones en arterias y pulmones de roedores y pulmones de cerdos, sin necesidad de suturas y grapas.
Aplicaciones potenciales. El autor principal del estudio Nasim Annabi, del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad del Northeastern, señala en un video de la Universidad de Sydney que MeTro, tan pronto como entra en contacto con las superficies de los tejidos, se solidifica en una fase similar a la de un gel, sin que se disuelva: "Luego lo estabilizamos mediante su curado in situ con un corto reticulado mediado por la luz, [UV] lo que permite que el sellador se coloque de forma muy precisa y se adhiera firmemente a las estructuras de la superficie del tejido".
El profesor de la Universidad de Sydney, Anthony Weiss, describió el proceso como parecido a los selladores de silicona usados alrededor de las baldosas de baño y cocina: "Responde bien biológicamente, e interactúa estrechamente con el tejido humano para promover la curación. […] Las aplicaciones potenciales son poderosas -desde el tratamiento de heridas internas graves en sitios de emergencia, como también en accidentes automovilísticos y en zonas de guerra, así como la mejora de las cirugías hospitalarias".
La siguiente etapa para la tecnología es la prueba clínica, dijo el profesor Weiss: “Estamos listos para transferir nuestra investigación a pruebas en personas. Espero que MeTro pronto se use en hospitales, salvando vidas humanas".

Publicar un comentario

 
Top